21/11/08

Aspectos físicos y mentales de la lectura

Cuando deseamos perfeccionar nuestra manera de leer tenemos que diferenciar al menos tres tipos de lectura:

  • Lectura física
  • Lectura mental mixta
  • Lectura mental pura

    Lectura física: en esta manera de leer es importante la pronunciación en voz alta de las palabras que se leen. Este es el nivel más básico en la habilidad lectora. La lectura física, para el lector adulto, no es en todos los casos necesaria; conscientemente, quizás lo es más al leer poesía (en la cual la sonoridad y el ritmo son componentes estéticos importantes).

    Lectura mental mixta: aquí tiene mayor importancia una representación mental de la pronunciación vocal y se da conjuntamente con una representación kinestésica de la lectura en voz alta: en los movimientos equivalentes de la lengua, de la laringe, el ritmo y la respiración - existe una representación kinestésica subconsciente del acto de leer en voz alta pero no se presenta la pronunciación audible para nosotros o para otras personas. En el caso de la lectura mental mixta, generalmente presente en todos los lectores adultos, vemos que se experimenta como que es siempre necesaria, aunque no sea así en realidad. La mayoría de la gente experimenta a la lectura mental mixta como conectada físicamente con la boca, la garganta, y también con la respiración.

    Lectura mental pura: hay un entendimiento directo a partir de las imágenes de las palabras o frases, sin la expresión física de la pronunciación ni la representación mental y subvocal de la misma. Es una lectura de ideas antes que de frases y palabras. La lectura mental pura se experimenta más en el interior de la cabeza, sin conexión física a los órganos vocales o a la respiración; sólo habrá una clara conexión con la vista y una consciencia del pensamiento basada en la comprensión del flujo de palabras que se perciben como conjuntos con sentido (sintagmas).

    La lectura física y la lectura mental mixta limitan la velocidad máxima de lectura a unas 300 palabras por minuto (+/- 20%) en lectores excelentes pero no entrenados. Y esto es así necesariamente pues esa es la velocidad máxima posible para las cuerdas vocales.

    En contraste, un lector entrenado con la lectura mental pura puede leer más de 1000 palabras por minuto.

    La lectura física tanto como la lectura mental mixta de alguna manera son útiles para la comprensión completa. Si bien es posible leer sin usar la lectura física ni la lectura mental mixta, para quienes intentan aprender técnicas de lectura de alto rendimiento es fundamental comprender que al principio de un entrenamiento en técnicas de lectura desentenderse de éstas afecta lógicamente a la comprensión y a la retención. En general, muchos estudiantes de técnicas de lectura de alto rendimiento fracasan por no tener en cuenta un avance graduado por el control sistemático de la velocidad de comprensión.

    Hay tres ritmos o velocidades en juego:

  • La velocidad de la percepción visual, que es mayor que

  • La velocidad de la comprensión que, a su vez, es mayor que

  • La velocidad de la retención

    Un entrenamiento descuidado se basará unilateralmente en la velocidad de percepción, que lógicamente es mayor que la velocidad de comprensión.

    La lectura física y/o la lectura mental mixta, en un lector convencional, son particularmente importantes al leer material abstracto que no se puede representar mentalmente con facilidad, y particularmente cuando en el texto se utilizan frases largas y complicadas.

    En un lector convencional, cuando el material es difícil de representar mentalmente, la sintaxis y el orden de las palabras pueden ser las únicas guías hacia el significado y la comprensión. Por otra parte, cada vez que el lector convencional se halla con palabras desconocidas o de definición dudosa, la velocidad de lectura desciende involuntariamente.

    Antes de que un estudiante pueda aprender a superar las barreras fisiológicas de la lectura tiene que aprender a distinguir claramente entre la lectura mental mixta y la lectura mental pura.

    En la lectura mental mixta aún prevalecen las palabras y su sonoridad.

    En la lectura mental pura sólo prevalecen las ideas, los significados y las formas visuales en las que se presentan.

    Llegar a superar las barreras fisiológicas de la lectura requiere un pasaje gradual de las palabras y sus formas sonoras hacia las ideas y sus formas visuales; sin desligarse en ningún momento del objetivo de lograr una mayor velocidad de comprensión.

    Patricio J. Vargas
    Autor de cursos Mentat
  • No hay comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada