31/12/08

Percepción ampliada

Existe una evidente evolución de habilidades entre percepción, percepción consciente y percepción ampliada.

  • La percepción, sin más, se puede decir que está en el nivel más elemental de las habilidades, no obstante debe ser suficiente como para informar adecuadamente.
  • La percepción analítica es el nivel superior, ya que por su complejidad de matices y capacidades es la que nos permite generar más efectos en el medio según nuestras intenciones.
  • La percepción ampliada es un desarrollo de la percepción analítica, un logro estable de la meta de ser aún más conscientes.

    Toma como meta la ampliación de la percepción consciente. Tenemos dos vías complementarias de desarrollo:

    1. Acelerar el proceso: trata de captar conscientemente más cosas por unidad de tiempo. Recomendación: plantéate desafíos para ejercitar la aceleración. Puedes aprovechar toda situación que no tengas otra actividad importante que realizar. Puedes ejercitarte sistemáticamente, considerándola una actividad importante en sí misma. Trata de percibir tu evolución, realiza algunas pruebas para confirmar esa impresión.

    2. Desacelerar el proceso: sólo considerar el hacernos más conscientes de algo. Recomendación: despreocúpate del tiempo que consideres que necesites para enterarte de todo lo que se te pueda ocurrir necesitar ser consciente acerca de un tema y comienza a enterarte de todo lo que creas que necesitas saber. Una vez que crees haberlo logrado, confírmalo con algunas pruebas. Sólo ten en cuenta ser organizado, caso contrario no te servirá.

    Adopta estas rutinas diarias por un par de semanas y confirmarás tu evolución.
  • Leer mas...

    30/12/08

    Relato de una mujer ingeniosa

    Anoche me invitaron unas amigas a una "reunión".

    Yo le dije a mi esposo que seguro regresaba a casa a las 12 en punto. "Te lo prometo", le dije.

    Pero la reunión estaba muy buena, y había muchos tragos, por lo cual obviamente se me fue la hora.

    Resulta que llegué a casa a las 3 de la mañana, completamente borracha.

    Apenas entré, el reloj cucú hizo 'cu-cu' tres veces. Al darme cuenta que mi esposo se iba a despertar por ese sonido, grité 'cu-cu' otras 9 veces. Me quedé tan orgullosa y satisfecha por haber tenido de pronto, aunque borracha, una idea tan buena para evitar problemas con mi esposo...

    Me acosté de lo más tranquila pensando en lo inteligente y lista que soy.

    Temprano por la mañana, durante el desayuno, mi esposo me preguntó a qué hora había llegado! y le contesté que había llegado a las 12 como le había prometido.

    Él, de momento no dijo nada, ni me pareció desconfiado.

    "Qué bueno! ¡Qué salvada!" - pensé yo. Entonces él me dijo:

    - Hay que cambiar el reloj cucú.

    - ¿por qué mi amor? - le pregunté.

    Y me dijo:

    - Bueno,... anoche el reloj hizo 'cu-cu' tres veces, luego no sé como, gritó un insulto... después hizo 'cu-cu' cuatro veces más y tosió, luego hizo 'cu-cu' otras tres veces... le dio un ataque de risa, y otra vez hizo 'cu-cu' dos veces. Salió corriendo, pisó el gato, quebró la mesita de la esquina del living, volvió, se acostó, farfulló incoherencias y se durmió...!!!

    Leer mas...

    25/12/08

    Los tres últimos deseos de Alejandro Magno

    ANTES QUE NADA, "FELIZ NAVIDAD"
    Encontrándose al borde de la muerte, Alejandro convocó a sus generales y les comunicó sus tres últimos deseos:

    1. que su ataúd fuese transportado por los médicos de la época.
    2. que fueran esparcidos por el camino hasta su tumba los tesoros que había conquistado (plata, oro, piedras preciosas...)
    3. y que sus manos quedaran balanceándose en el aire, fuera del ataúd, a la vista de todos.

    Uno de sus generales, admirado por tan insólitos deseos, le preguntó a Alejandro cuales eran sus razones. Alejandro se lo explicó:

    1. Quiero que los más eminentes médicos carguen mi ataúd para mostrar que ellos no tienen, ante la muerte, el poder de curar.

    2. Quiero que el suelo sea cubierto por mis tesoros para que todos puedan ver que los bienes materiales aquí conquistados, aquí permanecen.

    3. Quiero que mis manos se balanceen al viento, para que las personas puedan ver que vinimos con las manos vacías, y con las manos vacías partimos.

    FELIZ NAVIDAD 2008

    Leer mas...

    24/12/08

    Velocidad

    Un automóvil va por la carretera a velocidad constante. En un momento dado pasa por delante de un señalamiento con un número de dos cifras. Al cabo de una hora, pasa delante de otro señalamiento que tiene las mismas cifras, pero en orden inverso. Una hora más tarde, pasa por delante de un tercer señalamiento que lleva las mismas cifras (esta vez da igual el orden) separadas por un cero.

    ¿A qué velocidad va el automóvil?

    Leer mas...

    23/12/08

    El arte cinético

    Las artes plásticas, cuyas manifestaciones se caracterizan, entre otras cosas, por su inmovilidad, quisieron plasmar el movimiento desde las primeras pinturas prehistóricas. El arte cinético, manifestado sobre todo en la escultura, constituyó una nueva expresión de este anhelo.

    En el arte cinético, sin embargo, no se pretende ya representar el movimiento o conferírselo a una obra estética, sino integrarlo como un constituyente esencial de la obra. El artista, que juega con el espacio, la luz y el tiempo, se comporta como un investigador, y el espectador, ante estas obras cambiantes, como un actor.

    Con anterioridad al siglo XX, el movimiento se había utilizado para dar vida a marionetas, autómatas o máquinas hidráulicas. Los precedentes del movimiento real en el arte se remontan a 1920 cuando el artista constructivista ruso Naum Gabo acuñó en su "Manifiesto realista" el término "cinético". Ese mismo año realizó su primera escultura cinética con una varilla movida por un motor. Otro ruso, Vladímir Tatlin, proyectó su "Monumento a la Tercera Internacional" con diferentes cilindros móviles, que recordaban a la torre Eiffel. Entre los dadaístas, el francés Marcel Duchamp y el estadounidense Man Ray se preocuparon por expresar el movimiento. Estas ideas cuajaron en la escuela alemana de la Bauhaus, donde el húngaro László Moholy-Nagy realizó diversas experiencias luminotécnicas. A principios de la década de 1930, el movimiento real fue utilizado por el estadounidense Alexander Calder, que realizó una serie de móviles surrealistas colgantes, construidos con láminas de metal unidas por varillas que se movían con el aire.

    Desde entonces se desarrollaron diversas concepciones del arte cinético, que no precisaba ya de una técnica o unos materiales determinados, y que comprendía obras con movimiento real, luminotécnico y óptico. El movimiento luminotécnico contó con el artista francés, de origen húngaro, Nicolas Schöffer, que trabajó combinando en el espacio luces de colores controladas por medios electrónicos. Otro francés, Jean Tinguely, postuló un tipo de escultura que fuera tanto un objeto como un acontecimiento -happening- y en 1960 presentó en Nueva York una máquina que se autodestruyó tras treinta minutos de convulsos movimientos, símbolo de la sociedad mecanizada. El cinetismo óptico (op-art), tendencia pictórica derivada de la abstracción, se basó en efectos ópticos y tuvo como notables representantes al francés de origen húngaro Victor Vasarely y los latinoamericanos Julio Le Parc y Jesús Rafael Soto.

    Los artistas cinéticos sacaron al arte de un estatismo de siglos e intentaron relacionarlo con la tecnología, a la vez que buscaron una mayor participación del espectador.

    Leer mas...